viernes, 11 de diciembre de 2009

LECTURA: “PROBLEMA GENERAL DE LA DIDÁCTICA”

UNIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL
UNIDAD 321-ZACATECAS
Loreto, zac.

UNIDAD I- TEMA 1. ENFOQUES PEDAGOGÍCOS A LA PLANEACIÓN, COMUNICACIÓN Y EVALUACION EDUCATIVA

LECTURA:

“PROBLEMA GENERAL DE LA DIDÁCTICA”

BIBLIOGRAFIA: Margarita Panza González, et al. “problema de la didáctica”. Antología Complementaria. Pp. 11-22.

NOMBRE: Julieta Monreal Ramírez.

5to Semestre. Loreto zac.
PRESENTACIÓN
En esta lectura se hace un análisis crítico de las concepciones y acciones docentes, de las interacciones que se promueven en el aula, de las formas de transmisión del conocimiento; con la óptica de los procesos de institucionalización, que nos permiten tener conciencia de las contradicciones en que como docentes nos vemos involucrados, para orientar nuestra acción docente, así como contribuir a ese proceso de transformación que se desea para la escuela.
Los tres problemas básicos que enfrenta el profesor directamente en el aula y que, en la búsqueda de soluciones verdaderas, deben ser vistos por su connotación institucional y social.
Las concepciones del docente sobre aprendizaje y enseñanza y las determinaciones en su práctica.
Las relaciones interpersonales codificadas que se suscitan en el aula.

La transmisión de los contenidos culturales y la selección de la metodología educativa.
Análisis de la práctica docente, con la finalidad de orientar su quehacer cotidiano, es una vía muy importante para lograr que la educación adquiera categoría científica. Dicho proceso tiene que ubicarse en los marcos institucionales.
Un análisis crítico, nos permitirá tener conciencia de las contradicciones en que como profesores nos vemos involucrados, así como contribuir a ese proceso de transformación que deseamos para la escuela.
En esta unidad se abordan los tres problemas básicos que enfrenta el profesor directamente en el aula:
1.- Concepciones de aprendizaje y enseñanza
2.-Relaciones interpersonales
3.- Transmisión cultural y metodología didáctica.
Abordaremos estos problemas, aludiendo a los niveles de análisis escolar y del aula, con ello pretendemos:
1.- Aportar algunos elementos conceptuales para que el docente pueda realizar un análisis crítico.
2.- Ubicar el problema de la disciplina como correlativo al problema del autoritarismo en la escuela.
3.- Recuperar la relación dialéctica entre aprendizaje y enseñanza.
4.- Plantear algunas consideraciones sobre aquella didáctica que denominamos critica.
Las concepciones de aprendizaje y enseñanza en profesores y alumnos.
El profesor, es consciente de que la relación pedagógica tiene como propósito la enseñanza y el aprendizaje de contenidos culturales.
El profesor reduce la problemática educativa a los acontecimientos del aula y olvida que la escuela es una institución.
La experiencia escolar ha demostrado a profesores y alumnos que es la enseñanza y que el aprendizaje.

El profesor y alumnos han estado sujetos de la socialización.
Los profesores son profesionistas que se dedican a la docencia y el acercamiento a los grupos de alumnos está condicionado por concepciones docentes intuitivas derivadas de sentido común.
De estos cursos el profesor obtiene técnicas o procedimientos para el logro de aprendizaje.
La ideología, la “falsa conciencia” que encierran las concepciones intuitivas del maestro, regulan su práctica docente.
La escuela, es un conjunto de convenciones que se han establecido socialmente y que se han convertido en normas o principios.
El análisis de estas institucionalizaciones si queremos avanzar en el proceso de conocimiento de lo educativo, en la comprensión del papel que juegan nuestras concepciones pedagógicas.
Este tipo de análisis fue iniciado en Francia por la Pedagogía Institucional.
La labor del docente, es un conjunto de institucionalizaciones que tienen lugar en el aula.
El dogmatismo al que nos referimos como un obstáculo de conocimiento, está fuertemente arraigado y se refuerza permanentemente a través del conjunto de lo instituido.
Lo instituido es lo establecido, el conjunto de institucionalizaciones que norman la vida dentro de la clase, de la escuela, e inclusive en la sociedad misma.
Lo instituyente o sea ingrediente dialectico.
Hablar de sociedad y educación, es hablar de historia, y los procesos históricos los elementos instituyentes son fundamentales, pues en ellos reside la posibilidad de cambio.
Lo instituyente nos permite pensar en la creación de las condiciones necesarias para el cambio.
La tarea colectiva a la que deseamos contribuir consiste en el descubrimiento del significado de la institución ámbito de la ideología dominante y soporte de todas las emergencias-reales, imaginarias o simbólicas-de los instituyentes.
Tradicionalmente se diferencia la alumno y al profesor y que, al primero se le pide que aprenda y al segundo que enseñe.
El aprendizaje queda reducido al aula, y se traduce en memorizaciones de nociones, conceptos, principios e inclusive procedimientos.
Puede concebirse como un proceso mecánico.
La acción de maestro, centrada en los contenidos, consiste en hacer llegar al alumno y en disponer actividades que promuevan la retención memorística y la verificación.
El profesor se considera como la autoridad y al alumno como un recipiente más o menos vacio y esterilizado al que hay que llenar, al que hay que convertir de ser natural en ser social.
El proceso de conocimiento queda al acto mecánico de apropiación de la realidad, de una realidad inmutable, fragmentada en compartimientos estancos inconexos y divorciados de la acción del hombre.
También nos encontramos con profesores interesados en su trabajo que, con una tendencia tecnocrática y propiamente referidas a la tecnología educativa.
La tecnología educativa se apoya en que el aprendizaje es una modificación de la conducta; se interesa por la conducta observable y particularizada.
La enseñanza se centra en el reforzamiento de las conductas.
El profesor dispone de los eventos para lograr la conducta deseada y tiene como principal función el control de estímulos, conductas y reforzamientos.
El alumno se somete a la tecnología, a los programas creados para él.
El hombre es un objeto que se moldea científicamente.
La tecnología es el medio para ello, ofrece los instrumentos para este acercamiento presumiblemente neutral.
Aspectos ideológicos implícitos en las concepciones de aprendizaje y enseñanza.
En la didáctica crítica, se considera la realidad como histórica y dialéctica, lo cual nos conduce a abordarla como una totalidad; el objeto de conocimiento no es el objeto real, es una construcción social, producto de la reflexión-acción que desde un ángulo de esa realidad cambiante y contradictoria hacen los hombres.
El aprendizaje es concebido por nosotros como un proceso de esclarecimiento, de elaboración de verdades que se producen entre los hombres y lo individual y que en sentido estricto queda subordinado a lo social.
El aprendizaje grupal se constituye en un medio para develar las contradicciones que generan el conocimiento y la naturaleza de los conflictos.
El aprendizaje grupal entra en un juego dialectico el contenido cultural y la emoción, para obtener la producción de nuevas situaciones, tareas, soluciones, explicaciones, etc.
Esto entraña obstáculos que hay que afrontar, derivados fundamentalmente del individualismo y de las actitudes de dependencia en la relación pedagógica.
La acción del docente encaminada a la producción de aprendizajes socialmente significativos en los alumnos, también generan cambios en el.
La participación de los alumnos en este proceso es decisiva y también significativa que estos durante el proceso de aprendizaje”enseñan.”
La reflexión y la acción del profesor constituyen los polos de un mismo proceso; ambas hacen posible el análisis de las situaciones docentes y de las contradicciones que se dan en ellas.
El profesor obtiene múltiples aprendizajes significativos en este proceso y está en condiciones, de promover a sus alumnos aprendizajes del mismo tipo y del mismo modo por la reflexión y acción conjunta de profesor y alumnos.
La didáctica critica tiene que recuperar la unidad dialéctica que existe entre ellas; se aprende mientras se enseña y viceversa, en un interjuego permanente.
Un educando-educador, en la institución escolar, significa potencialmente el cambio en las funciones que tienen asignadas.
Una didáctica crítica se aboca al manejo de las contradicciones y de la ansiedad que generan.

ANÁLISIS
En esta lectura nos presenta un análisis de cómo los docentes interactuamos dentro del aula, la sociedad y de la forma en cómo trasmitimos nuestros conocimientos en el aula.
Lo que hace referencia en esta lectura es de cómo muchas de las veces los docentes no estamos preparados para interactuar con el grupo, y esto se debe porque no sabemos cómo socializar con los niños. Por eso como docentes debemos de reflexionar antes de tomar la decisión de ser maestros en ¿que si realmente nos gusta estar impartiendo clases con los alumnos?, pues no solo es llegar y sentarse en el salón de clases, sino saber interactuar tanto en la sociedad como en el aula.
Nos debemos de preparar para resolver cualquier problemática que se nos presente, tener conocimiento del aprendizaje que se quiere para los alumnos pues con la nueve reforma se busca hacer a los niños poco a poco más independientes, cooperativos, sociables y que tengan la oportunidad de ir construyendo su propio aprendizaje.



Loreto zac, a 7 de noviembre de 2009. Julieta Monreal Ramírez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada